Portal de vendedor: ¡Tenemos nueva oficina!

¡Buenos días!

Tenemos una gran noticia nos cambiamos de oficina a una más grande, más espaciosa, más bonita, más blanca, con más luz y, por supuesto, con más diversión y amor.

Desde ahora nos encontramos en la calle Conde de Xiquena número 12, 1º izquierda en uno de los barrios de moda de Madrid, las Salesas, junto a Alonso Martínez y Chueca. Podéis venir a visitarnos para hacer fotos de vuestros productos, preguntarnos por cuestiones de Marketing Online y dudas sobre la plataforma o simplemente para tomar un café tan agustito. ¡Aquí te esperamos con las puertas abiertas!

Aunque estamos en plena mudanza, te dejamos que eches un pequeño vistazo

ofi-dawanda1

ofi-dawanda2

Y tras esta super noticia del verano os dejamos dos geniales consejos que ha preparado esta semana nuestra compi Sandra en el Portal del vendedor.

1.- ¿Cómo decidir el precio de nuestros productos?

¿Recordáis el mítico programa de televisión El Precio Justo? La dinámica era sencilla, ganaba el concursante que adivinaba sin pasarse el precio de un producto. Parece fácil pero establecer cuánto cuesta algo sin pasarse o quedarse corto, tiene más enjundia de la que parece.

¿Cabeza o corazón?

Al fijar precios se toman en cuenta aspectos económicos y aspectos psicológicos tal y como explica Gabriela Duke.

El precio tiene sentido para el cliente siempre y cuando esté relacionado con el valor que él percibe de nuestra oferta.

Valor percibido = calidad percibida en relación al precio

El precio según valor percibido no tiene en cuenta el coste de los componentes del producto, sino el valor asignado por el consumidor a la utilidad que le reporta la satisfacción proporcionada por un bien o servicio. El valor percibido marca el límite superior del precio. Para leer el resto del post pincha aquí

precio-justo-dawanda

2.- ¿Qué es el balance de blancos y por qué hay que usarlo?

Uno de las preguntas más habituales que nos hacéis sobre fotografía es ¿Cómo puedo hacer para que mis fotos no queden amarillas? Si buscas la ventana más grande de tu casa, enchufas tres o cuatro lámparas, colocas tu más preciosa creación delante de un fondo neutro y cuando te dispones a disparar la cámara ¡voila! un tono amarillento invade la imagen…¡no te preocupes, tenemos la solución! Sólo tienes que aprender a usar el balance de blancos de tu cámara.

En fotografía el balance de blancos, también llamado equilibrio de color, es un ajuste que consigue una reproducción correcta sin mostrar dominantes de color, que son especialmente notables en los tonos neutros (el blanco y los distintos tonos de gris), con independencia del tipo de luz que ilumina la escena.

En condiciones de luz natural, la energía lumínica está distribuida de forma equilibrada en las tres componentes de color Rojo-Verde-Azul (RGB). Sin embargo, con iluminación artificial una de las componentes de color suele prevalecer sobre las otras. Por ejemplo, en iluminación basada en bombillas incandescentes (tungsteno) el color rojo es predominante.

La mayoría de las cámaras digitales trae incorporado al menos un sistema de balance de blancos automático. Lo que hace este sistema es ajustar la parte más brillante de la escena para que aparezca como color blanco, y la menos brillante como negro. Para leer el resto del post pincha aquí

mama-josefa-dawanda

 

Esperamos que pongas en práctica estos consejos y que te ayuden a hacer mucho mejor tu tienda. Que tengas un feliz día y nos vemos de nuevo la próxima semana :)

Si te ha gustado guarda este post o compártelo con tus amigos:

Creado por DaWanda Spain

escrito en 22.08.2013 à 09:00.

Comments