Entrevistamos a … Villaflorita

Hoy nos adentramos en el mágico mundo de Villaflorita, la firma tras la que se encuentra Mónica García-Hidalgo. Conoceremos el proceso creativo y artesanal que hay detrás de las preciosas coronas de flores que vende a través de su tienda en DaWanda. ¿Y qué es lo que hace diferente a Villaflorita? Mónica nos lo explica en la siguiente entrevista.

 

1. ¿Cómo descubriste tu lado creativo y por qué decidiste dedicarte a ello?

Lo descubrí trabajando; es decir, sobre la marcha. La creatividad es un proceso, así que difícilmente puede ser de otra manera, ¿no? La creatividad es la parte de imaginación y, con suerte, de hallazgo o descubrimiento que aparece cuando estás centrada en hacer algo.

2. ¿Cuándo y cómo conviertes tu hobbie en tu profesión?

Llegué a la floristería realmente por accidente, desde la jardinería. Más bien es al revés, he intentado incorporar a mi profesión las virtudes y las alegrías de un hobbie.

3. ¿En qué te inspiras para crear tus productos?

Fundamentalmente, en el color y en la naturaleza.

4. ¿Cómo definirías tu estilo y qué caracteriza tu marca?

En cuanto al producto, apuesto por la naturalidad, la calidad y cierta intemporalidad. La belleza de la flor es precisamente esa: es única, es transitoria, pero a la vez se renueva una y otra vez. En cuanto a la marca, me gusta prestar atención al detalle en todos los aspectos como la calidad de la materia prima, la calidad de la artesanía y la ejecución y la belleza del producto en sí mismo. Intento prestar atención a qué es lo que realmente quiere el cliente y tener un respeto genuino a que es muy probable que quiera el producto para un momento especial. Considero muy importante la satisfacción de las personas con las que trato y, para ello, trato de tener la mejor comunicación posible tanto antes como después de la venta. Quiero ser la clase de negocio en el que me gustaría comprar.

5. ¿Los tres productos que mejor identifican tu marca y por qué?

Las coronas para el pelo, los ramos de novia, los cinturones… Me divierte hacerlos. Y me gusta verlos.

6. ¿Tu diseñador/es favorito/s?

Me gustan diseñadores gráficos como Sara Boccaccini Meadows o Sarah Benning pero confieso que no son diseñadores que tengan que ver con el mundo de la flor.

7. ¿Cuál crees que es el papel de Internet a la hora de emprender un negocio?

Ante todo, creo que acceder a un cliente al que de otro modo sería difícil o imposible acceder. Es una vertiente de lo que denominan economía “long tail” o de estela larga. En Internet al final siempre puedes encontrar afines. Te puede servir para aprender, para relacionarte, o, en el caso de un negocio, para encontrar tu nicho, tu sitio o tu dedicación, como queramos llamarle, y hacerlo de un modo que localmente sería imposible.

8. ¿Qué ventajas has encontrado en la Red para potenciar tu marca?

Sorprendentemente, y más allá de las posibilidades del marketing online, la capacidad que ofrece la Red para que, si el producto o servicio que ofreces es adecuado, tu marca en parte se potencie por sí misma. Internet se ajusta increíblemente bien solo. Si la gente está contenta y le gusta lo que haces y tienes paciencia, al final las personas te acaban encontrando a ti tanto como tú a ellas.

9. ¿Qué supone para ti tener tienda en DaWanda?

Es un complemento perfecto. Es claro, es transparente y ofrece un servicio fácil y de calidad tanto a los compradores como a nosotros los vendedores. Me facilita muchísimo las cosas.

10. ¿Cuál es tu lugar favorito en la Red?

Me parece un invento Accuradio para escuchar música mientras trabajo. Y por supuesto Pinterest como inspiración visual en cualquier ámbito. También me gustan mucho las conferencias de TED.

Y, claro, Youtube permite acceder a un número casi infinito de actuaciones de Bruce Springsteen, lo que no es una cuestión menor.

11. ¿Cómo ha cambiado tu vida siendo emprendedora?

Como la de cualquier emprendedor: para bien y para mal. No es fácil. Aumenta tu independencia y tu libertad, y a cambio estás más expuesta, eres más vulnerable, tienes muchas más incertidumbres y dificultades. Las satisfacciones, en cambio, te pertenecen más.

12. Un consejo para principiantes…

Por un lado, ser realista. Cuando te digan “qué bonito, deberías venderlo” habría que contestar “deberías comprarlo”. Si quieres vender algo, debes ofrecer algo que realmente puedas vender. Y para eso, como te decía antes, hay que prestar atención a la vez a muchos detalles: a la calidad de los materiales, la calidad del producto, el precio, el modo de entrega, la calidad del servicio, el canal de venta, las posibilidades de la red… Tienes que descomponer la idea que tienes en muchos aspectos como estos y perseguirlos todos a la vez. Aunque partas de un hobby, tienes que tratarlo de una manera profesional. Hay recursos para probar y mejorar en todos esos aspectos. Y, claro, tienes que atreverte, que no siempre es fácil, y aprender, que es laborioso. Aunque no hay que hacerlo todo en un único día heroico.

¿Qué te ha parecido esta entrevista? Descubre ahora todo el catálogo de Villaflorita en DaWanda.

Si te ha gustado guarda este post o compártelo con tus amigos:

Creado por Patricia Carrasco

escrito en 07.03.2017 à 14:04.

Comments